Colorado Invests $1.9M Into Drought Preparedness and Mitigation Across the State

Hide Featured Image
true

To help Colorado’s agricultural industry mitigate the effects of the ongoing mega drought and improve the efficiency of agricultural water distribution systems, the Colorado Department of Agriculture awarded 21 competitive grants totaling more than $1.68 million to agricultural businesses, tribal organizations, water management entities, and watershed improvement projects across the state. 

“Water is life for Colorado. I’m thrilled that these grants sent much needed funds across our state to address the ongoing impacts of the drought and support our agricultural industry. I look forward to seeing the impact of these grants for years to come,” said Governor Jared Polis.

The funds supported a variety of projects, including weed treatment and reseeding in drought stricken areas, improvements to the infrastructure and efficiency of water diversion and ditch projects, and improvements to grazing lands through a variety of methods that improve soil health and range condition. The project proposals were reviewed by a committee of experts, who selected the final grant recipients. 

“As we continue to face the effects of climate change, drought mitigation and resiliency tactics are becoming a daily consideration for farmers and ranchers across Colorado. These Drought Resiliency grants, funded with Colorado Comeback recovery funds, are helping producers, conservation districts, and ag water users across our state to improve their water infrastructure and prepare for ongoing drought,” said Les Owen, director of the Conservation Division for Colorado Department of Agriculture. 

The competitive grants funded more than 100 projects involving irrigation, pasture, livestock distribution, or water diversion projects that promote environmental stewardship among ag producers and ag water users. The funding for the grants comes from SB 21-234, which appropriated $3M to CDA to fund drought mitigation, energy efficiency, and soil health projects, including $15,000 to each of Colorado’s 74 Conservation Districts. 

In the San Luis Valley, the Rio Grande Headwaters Restoration Project (RGHRP), a non-profit organization whose mission is to restore the Rio Grande river and watershed health, partnered with the Billings Ditch Co. to identify and mitigate headgate and canal issues. The drought stimulus funds gave RGHRP and their partner expanded capacity for improvements beyond the original project scope. Now, the infrastructure supports efficient use of flood irrigation, which additionally creates wetlands and wet meadows for wildlife use, and stabilizes the bank for improved fish habitat and aquatic connectivity. The timeliness of the funding created the opportunity for increased resilience and huge benefits to the agricultural community as they look towards a future with climate change.

“Agriculture is the backbone of the San Luis Valley and it’s connected to the health of the Rio Grande and the aquifers. Funding from this grant has helped us improve the efficiency of the Billings Ditch diversion infrastructure, which means farmers along the Rio Grande will have more reliable access to water throughout the growing season,” said Emma Reesor, Executive Director of the Rio Grande Headwaters Restoration Project in Monte Vista, which received $78,000 in grant funding. 

In San Miguel County on the Western Slope, the Farmers Water Development Company received a $139,315 grant to repair the slip of the Gurley Reservoir Dam. The improvements to the reservoir will allow it to be filled to capacity (approximately 3,199 acre feet) and support the needs of producers on Wright’s Mesa, which supports 210 agricultural shareholders. This will help farmers irrigate longer into the season, allow the Town of Norwood to sell domestic water taps again, and give Norwood residents access to raw water services. 

Other examples of projects include:

  • Restoring a historic water conveyance system that supported a 130 acres irrigated pasture in Rio Grande County (grant amount $42,000)

  • Expand the use of virtual fencing to enable rotational grazing of cattle as a way to control livestock movements to improve watershed management and wildlife habitat in Eagle County (grant amount $16,595).

  • Improving the effectiveness and efficiency of a water diversion structure and construction of a control building for automation equipment in Logan County (grant amount $100,000, covers about 10% of total cost of project). 

  • Training for the Colorado Master Irrigator (COMI) program, which expanded into San Luis Valley and the Republican River basin and trained more than 70 people statewide on how to integrate advanced conservation and irrigation management practices for production agriculture (grant amount $150,000).

Additionally, $75,000 was awarded to three of Colorado’s Grazing Advisory Boards and $144,985 was awarded to Colorado State University for programs that include training on drought management, installation of soil moisture sensors to monitor agricultural drought, and expanding the WAVE program (the Watershed Assessment and Vulnerability Evaluations program provides post-wildfire land health assessment for private landowners).

Additionally, the CSU Extension Drought Advisors and Colorado Master Irrigator trainings funded by the grants are preparing the next generation of ag leaders to save water, conserve energy, build soil health, enhance farm profitability and be prepared for difficult but likely circumstances such as anticipating, planning for, and managing drought impacts on their operations.


Colorado invierte $1.9 millones en la preparación para la sequía y su mitigación en todo el estado

Para ayudar al sector agrícola en Colorado a mitigar los efectos de la actual mega sequía y mejorar la eficiencia de los sistemas de distribución de agua para la agricultura, el Departamento de Agricultura de Colorado concedió 21 subvenciones competitivas por un total de más de $1.68 millones a empresas agrícolas, organizaciones tribales, entidades de gestión del agua y proyectos de mejora de cuencas hidrográficas en todo el estado.

“El agua es vida para Colorado. Estoy encantado de que estas subvenciones enviaron fondos muy necesarios en todo nuestro estado para abordar los impactos continuos de la sequía y apoyar a nuestra industria agrícola. Espero ver el fruto de estas inversionesen los próximos años”, dijo el gobernador Jared Polis.

Los fondos se destinaron a varios proyectos, como el tratamiento de las malezas y la resiembra en zonas afectadas por la sequía, la mejora de la infraestructura y la eficacia de los proyectos de desviación de agua y acequias, y la mejora de las tierras de pastoreo mediante diversos métodos que mejoran la salud del suelo y el estado de los pastos. Las propuestas de los proyectos fueron revisadas por un comité de expertos, el cual seleccionó a los beneficiarios de las subvenciones.

“A medida que seguimos enfrentándonos a los efectos del cambio climático, las tácticas de mitigación de la sequía y de resiliencia se están convirtiendo en una consideración diaria para los agricultores y ganaderos de todo Colorado. Estas subvenciones para la resiliencia a la sequía, financiadas con fondos de recuperación de Colorado Comeback, están ayudando a los productores, distritos de conservación y usuarios de agua en la agricultura de todo nuestro estado a mejorar su infraestructura de agua y prepararse para la sequía en curso,” señaló Les Owen, director de la División de Conservación del Departamento de Agricultura de Colorado (CDA).

Las subvenciones competitivas financiaron más de 100 proyectos relacionados con el riego, los pastos, la distribución del ganado y la desviación del agua, que promueven la protección del medio ambiente entre los productores agrícolas y los usuarios del agua en la agricultura. Los fondos para las subvenciones provienen del proyecto de ley 21-234 del Senado, a través del cual se asignaron $3 millones al CDA para financiar proyectos de mitigación de la sequía, eficiencia energética y salud del suelo, incluidos $15 000 para cada uno de los 74 distritos de conservación de Colorado.

En el valle de San Luis, el Proyecto de restauración de la cabecera del Río Grande (RGHRP, Rio Grande Headwaters Restoration Project), una organización sin fines de lucro cuya misión es restaurar la salud del río Grande y de la cuenca hidrográfica, se asoció con Billings Ditch Co. para identificar y mitigar los problemas de la puerta principal y del canal. Los fondos de estímulo por la sequía permitieron al RGHRP y a su socio ampliar la capacidad para realizar mejoras más allá del alcance original del proyecto. Ahora, la infraestructura apoya el uso eficiente del riego por inundación, que además crea humedales y praderas húmedas para el uso de la fauna, y estabiliza la ribera para mejorar el hábitat de los peces y la conectividad acuática. La oportunidad del financiamiento generó la posibilidad de mejorar la resiliencia y aumentar los grandes beneficios para la comunidad agrícola de cara a un futuro con cambio climático.

“La agricultura es la columna vertebral del valle de San Luis y está relacionada con la salud del Río Grande y los acuíferos. El financiamiento de esta subvención nos ha ayudado a mejorar la eficiencia de la infraestructura de desvío de Billings Ditch, lo que significa que los agricultores a lo largo del Río Grande tendrán un acceso más confiable al agua durante toda la temporada de cultivo,” dijo Emma Reesor, directora ejecutiva del proyecto de restauración de la puerta principal del Río Grande en Monte Vista, el cual recibió $78 000 en subvenciones.

En el condado de San Miguel, en la Cordillera Occidental, la compañia Farmers Water Development recibió una subvención de $139 315 para reparar el deslizamiento del embalse de Gurley. Las mejoras en el embalse permitirán que se llene hasta su capacidad (aproximadamente 3199 acres-pies) y que se satisfagan las necesidades de los productores de Wright’s Mesa, que tiene 210 accionistas agrícolas. Esto ayudará a los agricultores a irrigar durante más tiempo en la temporada, permitirá que la ciudad de Norwood vuelva a vender grifos de agua doméstica y dará a sus residentes acceso a los servicios de agua sin potabilizar.

Otros ejemplos de proyectos son:

  • Restaurar un sistema histórico de conducción de agua que sostenía una pradera de regadío de 130 acres en el condado de Río Grande (importe de la subvención: $42 000).

  • Ampliar el uso de vallas virtuales para permitir el pastoreo rotativo del ganado como forma de controlar sus movimientos para mejorar la gestión de las cuencas hidrográficas y el hábitat de la vida silvestre en el condado de Eagle (importe de la subvención: $16 595).

  • Optimizar la eficacia y eficiencia de una estructura de desviación de agua y construcción de un edificio de control para los equipos de automatización en el condado de Logan (el importe de la subvención, $100 000, cubre aproximadamente el 10 % del coste total del proyecto).

  •  Capacitación para el programa “Colorado Master Irrigator” (COMI), que se extendió al valle de San Luis y a la cuenca del río Republican y capacitó a más de 70 personas en todo el estado sobre cómo integrar prácticas avanzadas de conservación y gestión del riego para la agricultura de producción (importe de la subvención: $150 000).

Además, se concedieron $75 000 a tres de los Consejos Asesores de Pastoreo de Colorado y $144 985 a la Universidad Estatal de Colorado (CSU) para programas que incluyen la capacitación sobre el manejo de la sequía, la instalación de sensores de humedad en el suelo para monitorear la sequía en la agricultura y la ampliación del programa WAVE (Evaluación de Cuencas Hidrográficas y de Vulnerabilidad, Watershed Assessment and Vulnerability Evaluations, que evalúa la salud del suelo después de los incendios forestales para los propietarios privados).

Además, la capacitación de los asesores de sequía de los Servicios de Extensión de la CSU y de Colorado Master Irrigator, financiada con las subvenciones, está preparando a la próxima generación de líderes agrícolas para ahorrar agua, conservar energía, mejorar la salud del suelo, aumentar la rentabilidad de las explotaciones y estar preparados para circunstancias difíciles pero probables, como anticipar, planear y gestionar los impactos de la sequía en sus operaciones.

Show Post Date